Errores frecuentes en decoración de interiores

En: Últimas tendencias En: Comentario: 0

A veces porque repetimos patrones y otras porque no nos hemos parado a pensar en ello, los errores en decoración de interiores son más frecuentes de lo que pensamos. ¿Lo mejor? Que son fáciles de solucionar

 

Seguro que te ha pasado alguna vez: entras en una casa, en un local de hostelería o en un hotel y…¡horror! ¿Cómo han podido decorar de esa manera sus estancias? ¿Es una broma de mal gusto o está hecho a propósito para llamar la atención del resto de personas?

 

En el caso de los negocios, podría darse el caso de que se hiciera a propósito, pero en el caso de una casa...más bien suele ser porque o no han prestado atención o desconocen que están cometiendo auténticos crímenes contra la decoración de interiores.

 

Y es que si bien es cierto que cada uno debe de dedicarse a lo que sabe y le gusta y no todo el mundo tiene por qué saber de decoración, lo que también es verdad es que hay básicos en la decoración que se pueden aprender y así evitar errores que, en muchas ocasiones,  incluso se repiten de generación en generación.

 

Porque no se trata de una cuestión de gustos o de modas, sino de principios básicos de estética que se irán adaptando a las modas, pero no al revés. Hoy te explicamos algunos de los principales errores que te puedes encontrar.

 

6 errores básicos en decoración de interiores

Empecemos por el principal y este lo mencionamos como el error 0, porque después vamos con los 6 que te acabamos de prometer. ¿De qué se trata? De que el estilo no pegue, ni con cola, con la forma de ser de la persona o las personas que viven en la casa o del tipo de negocio.

 

Imagina que sois personas conservadoras y que decoráis la casa con muebles modernos y nórdicos. Lo más probable es que no os sintáis cómodos y eso os lleve a mezclar estilos con complementos o muebles que compréis nuevos, ya a vuestro gusto. Además, cuando se entra en esas casas, tampoco se sienten acogedoras, porque sus propios habitantes no se sienten bien en ellas. Un error grave.

 

Teniendo en cuenta esto, otros errores que se comenten son:

  1. Decorar todo con el mismo color: una cosa es que haya un color predominante y otra bien distinta que todo sea del mismo color. Por mucho que te guste ese color, te cansará y también espantará a tus visitas. Procura combinar con otras tonalidades cercanas e, incluso, que contrasten. Por ejemplo, en las casas donde predomina el blanco, siempre es importante que haya paredes, muebles principales o complementos de decoración que den una nota de color a las estancias.

  2. Combinar estilos de decoración antagónicos: por ejemplo, combinar muebles clásicos con otros nórdicos o vintage. Salvo que sea un mueble o un objeto concreto, chocarán demasiado y crearán, más bien, una sensación de caos. En el caso de la hostelería, este efecto ecléctico sí que se utiliza en algunas ocasiones, pero siempre con conocimiento de causa. Si te gustan diferentes estilos, nuestra recomendación es que, o bien eches mano de profesionales que te ayuden a lograr ese equilibrio que buscas dentro del desorden, o que lo hagas por estancias.

  3. Combinar tipos de tapizados y telas muy diferentes o llamativas: como puede ser el caso de los estampados florales o relacionados con la naturaleza. Una cosa es tener, por ejemplo, un cojín con ese estampado o la colcha de la cama, pero, entonces, el resto de la habitación debería de tener telas neutras y que no llamen demasiado la atención, para no recargar el lugar.

  4. Recargar demasiado los espacios: porque, una vez más, estarías cayendo en el error de dar la sensación de que todo está desordenado; de que hay demasiadas cosas que no tendrían que esta. Un tipo de decoración que llega a cansar y causar estrés en las personas que se rodean de ella.

  5. Falta de iluminación: en este caso no daría la sensación de desorden, pero sí de dejadez, de oscuridad y los espacios mal iluminados parecerían más pequeños y poco apropiados para algunas actividades cotidianas como trabajar, estudiar o cocinar, entre otras. Si el problema es de la instalación básica, siempre puedes optar por añadir iluminación artificial a base de lámparas de pie o lámparas de sobremesa.

  6. Mala elección de colores en las paredes: especialmente si optamos por colores muy oscuros, que harán que la habitación sea más pequeña y tenebrosa, tal y como hemos indicado en el punto anterior, pero también aquellos que sean demasiado chillones, porque cansan pronto a la vista y terminan por aburrir, además de que pueden captar demasiado la atención de otros puntos de la estancia, como podría ser un mueble predominante en el que quieres que tus visitas se fijen.

 

¿Te has fijado si has cometido alguno de estos errores en tu casa o en tu negocio? ¿Tienes más dudas al respecto? Nos encantará leerte y saber de ti. ¡Te leemos!

comentarios

Deja tu comentario

domingo lunes martes miércoles jueves viernes sábado enero febrero marzo abril Mayo junio julio agosto septiembre octubre noviembre diciembre

Panel de herramientas

No

Editar en vivo

Claro

Esas imágenes en carpeta_de_tu_tema/ asset/img/patterns/

  • Archivo adjunto
  • Posición
  • Repetir
Claro
Claro

Esas imágenes en carpeta_de_tu_tema/ asset/img/patterns/

  • Archivo adjunto
  • Posición
  • Repetir
Claro
Claro
Claro
Claro
Claro
Claro
Claro
Claro
Claro
Claro
Claro
Claro
Claro
Claro
Claro
Claro
Claro
Claro
Claro
Claro
Claro
Claro
Claro
Claro
Claro
Claro
Claro
Claro
Claro
Claro
Claro
Claro
Claro
Claro
Claro
Claro
Claro
Claro
Claro
Claro
Claro
Claro
Claro
Claro
Claro
Claro
Claro
Claro
Claro
Claro
Claro
Claro
Claro
Claro
Claro
Claro
Claro
Claro
Claro
Claro
Claro
Claro

Esas imágenes en carpeta_de_tu_tema/ asset/img/patterns/

  • Archivo adjunto
  • Posición
  • Repetir
Claro
Claro
Claro
Claro
Claro
Claro
Claro

Esas imágenes en carpeta_de_tu_tema/ asset/img/patterns/

  • Archivo adjunto
  • Posición
  • Repetir
Claro
Claro
Claro
Claro

Esas imágenes en carpeta_de_tu_tema/ asset/img/patterns/

  • Archivo adjunto
  • Posición
  • Repetir
Claro
Claro
Claro
Claro
Claro
Claro
Claro
Claro
Claro
Claro
Claro
Claro
Claro
Claro
Claro
Claro
Claro
Claro
Claro
Claro
Claro
Claro
Claro
Claro
Claro
Claro
Claro
Claro
Claro
Claro
Claro
Claro
Claro
Claro
Claro
Claro
Claro